CRISTO MILAGROSO

 

 

Hacia el año 1945 un grupo importante de mayoristas del Mercado del Abasto, en su mayoría genoveses, cumplen el deseo anhelado por la comunidad de tener un propio Cristo Procesional (a la usanza genovesa) y merced a la iniciativa del incansable Luis Grondona y encabezada por Camillo Vallaco reunieron a modo de donación el dinero necesario para la construcción del cristo procesional en una casa de artesanía sagrada de Génova. 

Los Santos Cristos procesionales tienen una tradición propia de la región Italiana de Liguria que se remonta a los tiempos de las cruzadas. El mismo es llevado, por autorización de una bula pontificia del Siglo XVIII, al revés de la usanza litúrgica.. 

Su construcción fue realizada en Italia con la supervisión de Felix Rosso (comerciante de quesos que exporta a Italia). Llego a Buenos Aires en el vapor Mendoza y fue estrenado en la procesión del 4 de julio de 1948. Su Cruz recubierta de láminas labradas en plata 800, el titulo INRI y punteras trabajadas en alpaca y metales nobles. La puntera superior, en ambas caras lleva el relieve dorado de la Madonna de Montallegro y Juan Chichizola a sus pies. Mide 4.5 m de alto y 3 m de ancho. 

La tarea de llevarla en cada procesión está a cargo de los infatigables "Porta-Cristo". Un grupo de muchachos, algunos hijos o nietos de genoveses que mezclando habilidad, esfuerzo físico y espiritualidad llevan con todos los honores esta tradición tan profunda en el pueblo genovés, pero que día a día se va instalando en cada comunidad que visitan.

El Cristo anualmente visita a distintas comunidades genovesas e italianas siendo las más importantes las de la Madonna de la Guardia (Bernal), Nuestra Sra. de la Asunción de Arroyo Seco (Rosario), Peregrinación Italiana a la Virgen de Luján. Además participan de la procesión y acto central del Vía Crucis de Av. de Mayo.

En nuestra parroquia participa en la procesión de Nuestra Señora de Montallegro (el primer domingo de Julio, por ser el 2 de julio el día de su aparición) y en el Vía Crucis por las calles de nuestro barrio.