HISTORIA DE LA PARROQUIA

En la Ciudad de Buenos Aires se encuentra la parroquia Tránsito de la Virgen en su imagen de Montallegro.

Es de estilo románico lombardo con líneas simples y armoniosas. Su frente es de ladrillos a la vista al igual que su interior de tres naves, en cuyo fondo se ubican los tres únicos altares, que junto a la balaustrada frente al altar mayor y el pulpito forman un mismo estilo, en mármol blanco y rosado, muy depurado y bello.

La pared del fondo del presbiterio lleva arriba del altar el altorrelieve que reproduce la aparición de Montallegro, dentro de un templete marmóreo.

Arriba del tabernáculo del altar mayor y tal como tiene el original en el altar mayor del Santuario de Montallegro, se encuentra la réplica del milagroso ícono de la dormición de la Santísima Virgen María.

Los altares laterales son dedicados al Sagrado Corazón y a la Santísima Virgen de Luján.

La esbelta torre campanario es bien visible desde el sureste para los millares de pasajeros diarios que frecuentan la estación Once a nivel y les recuerda la presencia de Dios entre nosotros.

Fue el Cardenal Santiago Copello quien dispuso la creación de la nueva parroquia, sobre proyecto del arquitecto Juan C. Massa, mediante un decreto promulgado el 18 de diciembre de 1936.

Hijo de inmigrantes genoveses de Lavagna, impulsa la creación de la misma recolectando personalmente el dinero para ello y dando el ejemplo al destinar los bienes de su herencia paterna para la creación en 1939 de la iglesia del Tránsito de la Virgen en su imagen de Montallegro, en memoria de su padre Juan Bautista Copello.

Nuestra Iglesia fue consagrada el 12 de Agosto de 1939.